Proyectos

Bollos, agosto 1996
Vídeo monocanal, 3’
VHS transferido a DVD, b/n, sin sonido

Cabello/Carceller realizan su pieza más militante, donde se apropian del insulto bollera, referido a las mujeres lesbianas, encarnándolo de forma literal: ambas desafían la categorización que implica escrutar el rostro ajeno en un retrato fílmico del dúo comiendo un bollo cada una. La reapropiación del insulto, liberándolo de la carga moral tradicional para volverlo un adjetivo identificable como propio es una de las maniobras queer por antonomasia.
Texto: Manuel Segade


Bollos, 1996
Videostill